Entradas de Blog



El golpe de revés

El golpe de revés
El golpe de revés

Existen distintas variantes en función de los efectos y formas de pegarle a la pelota. El revés puede ser un golpe plano, liftado o cortado. Tiene varias técnicas, que las compartiremos en esta nota.

En cualquiera de las tres modalidades del golpe de revés (sin efecto o plano, con efecto liftado o cortado), la mecánica de la técnica es la misma: los pies deben situarse a la altura de los hombros, las piernas y la espalda flexionadas y la raqueta de tenis en posición de espera sujeta con la mano del golpe por el mango de la raqueta de tenis con la empuñadura correspondiente y la otra mano soportando el corazón.

En una profundización de los cuatro pasos, la técnica de un golpe básico de derecha de tenis es la siguiente:

Posición de espera: Nos preparamos para recibir y efectuar el golpe con los pies separados y rodillas levemente flexionados, enfrentados a la red de tenis y con el cuerpo hacia adelante. Tomamos la raqueta con la mano derecha en el puño y la sostenemos apoyándola en la mano izquierda.

La preparación: Empezamos a llevar la raqueta de tenis hacia atrás, y adelantamos la pierna derecha mientras giramos los hombros hacia el lado del golpe.

El golpe: Sin dejar en ningún momento de mantener la vista fija en la pelota de tenis, impactamos adelante del cuerpo y con el brazo extendido cuando la pelota aún se está elevando luego de botar. Es importante no dejarla bajar antes del impacto para evitar tiros altos y demasiado largos. El peso del cuerpo debe trasladarse hacia adelante y la mano que no sostiene la raqueta de tenis hacia atrás, para mantener el equilibrio.

La terminación: La raqueta de tenis avanza hacia adelante y arriba y el cuerpo con su peso hacia adelante está apoyado en el pie adelantado, mientras la mano izquierda busca mantener el equilibrio corporal. Inmediatamente el cuerpo debe volver a la posición de espera.